Inteligencia artificial al servicio del desarrollo humano

“Si bien la tasa de progreso en la inteligencia artificial ha sido irregular e impredecible, ha habido avances significativos desde el inicio del  ámbito hace sesenta años. En su momento fue un área de estudio principalmente académica, pero la IA del siglo XXI permite una constelación de tecnologías convencionales que están teniendo un impacto sustancial en la vida cotidiana. La visión por computadora y la planificación de la inteligencia artificial, por ejemplo, impulsan los videojuegos que ahora son una industria del entretenimiento mayor que Hollywood.

El aprendizaje profundo, una forma de aprendizaje automático basada en representaciones en capas de variables denominadas redes neuronales, ha hecho que la comprensión del habla sea aplicada en nuestros teléfonos y en nuestras cocinas, y sus algoritmos se pueden utilizar ampliamente en una variedad de aplicaciones que dependen del reconocimiento de patrones. El procesamiento del lenguaje natural (NLP) y la representación y el razonamiento del conocimiento han permitido a una máquina (Watson) vencer al campeón de Jeopardy y están aportando un nuevo poder a las búsquedas web.” (Extracto del Resumen ejecutivo estudio AI100 de Standford)

Si deseas conocer y profundizar en la evolución de la IA, Stanford dispone de un centro especializado que publica informes rigurosos cada 4 años sobre el estado y las proyecciones para el futuro, así como sobre el impacto en las personas y la sociedad. Estudio de cien años sobre inteligencia artificial (AI100)

En el ámbito educativo (a lo largo de la vida) , tanto la UNESCO como la OCDE están siendo proactivas para fomentar la IA al servicio del desarrollo y la igualdad de oportunidades en el mundo.

En la actualidad, cada país está tratando de desarrollar con mayor o menor profundidad un marco estratégico específico para estas tecnologías de alto impacto transversal. 

La IA es ya una realidad cotidiana. ¡Pongámosla a nuestro servicio! 

Con  “Evidencia sólida sobre habilidades blandas” , Heckman (premio nobel 2000) y Kautz demostraron que los rasgos de personalidad predicen y causan resultados.  Hoy en día,  la ciencia ha demostrado que la personalidad es un factor crítico para múltiples hitos en la vida, que es tan importante como las habilidades cognitivas o el conocimiento técnico (o incluso más) , y, que es modificable.  Dentro de los modelos de personalidad, el OCEAN es el único sobre el que existe un consenso científico mundial y por ello, se utiliza en los campos: educativo, laboral y terapéutico y se vincula a las competencias socio emocionales (mal llamadas “blandas”).

Los últimos avances de la psicología lingüística permiten predecir la personalidad a partir de información textual desde el novedoso enfoque de vocabulario abierto. Unidos a la velocidad y precisión de análisis de la inteligencia artificial, consiguen que lo que para algunos podría parecer magia, sea hoy ciencia aplicada al servicio del desarrollo humano.

Analizza.me te permite un análisis ágil y extenso con el que complementar pruebas y observaciones directas.